Hyperloop: la quinta revolución del transporte

22 de julio de 2021 0

El 17 de diciembre de 1903 se considera la fecha en que un avión cogió un vuelo a motor prolongado y verificado por primera vez. Es hazaña se le atribuye a los hermanos Wright, que lucharon incesantemente para lograrlo. Más de 100 años después, los prototipos de aviones han evolucionado de una forma espectacular tanto en tamaño como en diseño. Sin embargo, hubo una vuelta de tuerca para aumentar la velocidad en el mundo de la aviación que fracasó: el concorde. Una aeronave que llegó a alcanzar una velocidad de 2.400 km/h. Un accidente del vuelo 4590 de Air France el 25 de julio de 2000 (el único en 27 años de servicio) y otros factores como la escasa rentabilidad, precipitaron su adiós. 

Varios años después, la misma idea pero a nivel terrestre promete revolucionar el modelo logístico actual. Estamos hablando de Hyperloop. O lo que es lo mismo, tren al vacío que ideó Robert Goddard y que ha desarrollado SpaceX, empresa propiedad de Elon Musk. Se trata de cápsulas que levitan dentro de túneles a baja presión, las cuales tendrían instalado un compresor de aire en el morro para evitar el efecto de la compresión por corrientes en la velocidad. 

Este mecanismo de velocidad supersónica permite juntar lo mejor de los dos mundos: mientras el avión es poco eficiente y el tren requiere de más tiempo, con el Hyperloop se solucionan los dos inconvenientes. Su capacidad para desplazarse en tiempo récord resulta sorprendente, pues es capaz de recorrer la distancia que separa a Madrid de Barcelona en 45 minutos y de Madrid a París en una hora y cuarto. La velocidad media del aparato quita el hipo: 1.200 km/h.  

Por otro lado, su funcionamiento hace que sea respetuoso con el medioambiente, pues la totalidad del sistema del Hyperloop tiene el potencial de generar un excedente de energía a través de paneles solares ubicados a lo largo de las líneas y estaciones, además de la energía recuperada durante el frenado regenerativo. Las cápsulas funcionan con batería, lo que da como resultado un sistema libre de emisiones y carbono.

Aplicativo en logística

Hyperloop está pensado específicamente para dos sectores: el transporte de pasajeros y de mercancías. En el primero, sería capaz de conectar terminales de aeropuertos como si de autobuses lanzadera se tratase. O de conectar grandes ciudades europeas en cuestión de minutos

En este segundo punto, el salto puede ser enorme pues el sistema mata dos pájaros de un tiro: aumenta la capacidad y eficiencia en la industria a la vez que reduce la contaminación y congestión en los puertos alrededor del mundo. De hecho, la idea es que los pedidos se entreguen a través de cápsulas reutilizables conocidas como eCapsuleDichas cápsulas, que utilizarían el mismo transporte del Hyperloop, pueden transportar hasta 5 kg y un volumen de 180 cm3, son resistentes a impactos, al paso del tiempo y a las condiciones climatológicas. Se estima que su vida útil son 18 meses y luego se pueden fundir para volverse a usar. 

En origen, el pedido del cliente se inserta automáticamente en cada eCapsule acompañado de un código QR para su identificación tanto en tránsito como en los almacenes. Un sistema robotizado llamado Source Bot ‘envasa’ los pedidos en las cápsulas, las cuales se pueden almacenar en conjunto en el subsuelo de los centros logísticos.

Evento en Valencia

Comienza la European Hyperloop Week, el evento internacional hospedado por el equipo valenciano Hyperloop UPV que convertirá durante la próxima semana a la Capital del Túria en foco de innovación mundial para el llamado transporte del futuro. Junto al equipo suizo Swissloop, de la Universidad ETH Zúrich, el equipo escocés Hyped, de la Universidad de Edimburgo, y el equipo de los Países Bajos Delft Hyperloop, de la Universidad de Delft, los valencianos han organizado el evento para mostrar al mundo que es posible transportar pasajeros y mercancías en un tren que viaja a más de 1.200 kilómetros por hora de una manera totalmente sostenible.

Las charlas y diversos tipos de formaciones tendrán lugar a lo largo de toda la semana. Será el próximo sábado 24 de julio cuando los equipos que hayan demostrado que sus prototipos son los más capaces, se trasladen hasta el circuito Ricardo Tormo de Cheste para probar sus vehículos en los casi 170 metros de raíl instalados.

Al día siguiente, el tinglado número dos del Puerto de Valencia acogerá por la mañana una jornada de puertas abiertas donde se expondrán todos los prototipos y que contará con la presencia de las empresas colaboradoras y los equipos participantes. Por la tarde, se entregará el premio a los ganadores de la primera edición.

A lo largo de toda la semana el evento demostrará si puede cumplir con las expectativas y llegar a convertirse en referencia internacional de Hyperloop. El acceso será gratuito, excepto para las conferencias, y podrá asistir todo el mundo, aunque será necesario inscribirse previamente a través de la página web del evento.

La pandemia ha imposibilitado a la organización del evento que puedan venir de forma presencial todos los participantes, ya que hay grupos de 20 países distintos, cada uno con una normativa diferente. Tan solo 11 podrán acudir de forma presencial y el resto de forma híbrida, con las correspondientes medidas de seguridad.

Avatar
Ignacio
ignacio
Deja una respuesta