El futuro del transporte de mercancías por carretera

4 de abril de 2021 0

Dos son los conceptos más destacados si hablamos sobre el transporte de futuro: Sostenibilidad, y tecnología.

El transporte en cifras

De acuerdo con la Agencia Internacional de la Energía (IEA), el transporte es responsable de una cuarta parte del total de emisiones de CO2 en la atmósfera, cantidad tan solo superada por la de generación de energía y calefacción mediante combustibles fósiles (44%).

Dentro de este 25%, debemos distinguir que dos tercios de este se deben a la suma de transporte ferroviario, marítimo, aéreo y de turismos y vehículos ligeros.

Actualmente, el transporte por carretera es el responsable de distribuir el 75% de las mercancías internacionales que llevan a los principales puertos del mundo, encargándose el ferrocarril del 20%, y un 5% se emite por vías interiores navegables.

Sostenibilidad

Aunque el transporte de mercancías por carretera cuenta por menos de 5 puntos porcentuales sobre el total de las emisiones europeas, sigue siendo una importante cifra en la que se debe trabajar, reduciendo el impacto sobre el medio.

Por ello, uno de los grandes desafíos del transporte terrestre será reducir la emisión de gases de efecto invernadero en base a un menor consumo energético y a la descarbonización.

De cara a materializar este objetivo, el Consejo Asesor Europeo de Investigación sobre el Transporte por Carretera calcula que, en 2030, las flotas de transporte terrestre podrían estar preparadas para utilizar motores eléctricos en traslados de corta y media distancia.

Esto conllevaría de grandes inversiones en infraestructura, que permitirían ampliar la eficiencia energética a los traslados de larga distancia y llevaría al ambicioso horizonte “0 emisiones” que la industria contempla para el año 2050.

España, un ejemplo de éxito

Según el INE, en 2017 el transporte fue la actividad empresarial que experimentó un mayor descenso de emisiones contaminantes a nivel nacional, más de un 25%.

Los estudios afirman que las inversiones en I+D del sector y las mejoras sobre los combustibles utilizados por camiones han conseguido reducir las emisiones un 10% en apenas 10 años, en una apuesta de los fabricantes por equipar sus camiones con gas natural y GNL hasta la implantación de los motores eléctricos o de hidrógeno.

Las habilidades en conducción económica y también en tecnologías de la información para la optimización de rutas han sido también puntos determinantes en los cuales las empresas del sector han invertido de cara a formar a sus conductores, mejorando la gestión de las cargas y optimizando los procesos.

Además, existen también otros campos de mejora que se deben abordar desde la administración pública, eliminando los puntos negros y cuellos de botella de las carreteras, con el objetivo de dinamizar la movilidad.

Como conclusión, podemos afirmar que, para garantizar una transición efectiva y sostenible hacia un horizonte sin emisiones en el sector del transporte por carretera, se torna indispensable implementar las opciones tecnológicas y combustibles.

Tecnología

Respecto a la perspectiva tecnológica, es ya una realidad que el futuro de los distintos medios cuenta con este denominador común, y que la digitalización ya forma parte de las flotas y los procesos de las empresas de transporte y logística, optimizando procesos y también las tomas de decisión.

El transporte por carretera forma parte de los sectores pioneros en la digitalización, y algunos ejemplos son los avances más innovadores desarrollados por algunos fabricantes, como pueden ser el platooning, que podría mejorar la eficiencia de las flotas reduciendo el consumo energético, las emisiones y los costes, o las caravanas de camiones automatizadas interconectadas, que mejora la eficiencia de las flotas, reduce el consumo y por tanto las emisiones y los costes, y reduciendo también la fatiga acumulada en los conductores, lo que repercute en una mayor seguridad vial.

Podemos observar que las compañías de transporte que podríamos considerar tradicionales, cuentan ya con telemetría para analizar simultáneamente diferentes parámetros del camión, geolocalización, descarga remota, análisis automático del tacógrafo, optimización de rutas para recortar km en vacío, etc.

La automatización, a través de la aplicación de inteligencia artificial y el machine learning, será también uno de los factores claves que reducirán costes y mejorarán las condiciones laborales de los trabajadores, sin pasar por alto el hecho de que un profesional al volante seguirá siendo el principal valor activo y la figura clave para esta evolución.

Valentina Vienn
Valentina Vienn
Valentina Vienn
Deja una respuesta